Ganar-Ganar en los negocios


¿Utopía o un modelo sustentable de empresa?


Ganar-Ganar en los negocios
Cuando hablamos de algunos conceptos de desarrollo de empresa, como la responsabilidad social empresaria, compromiso ecológico, u otros, en muchos casos podría sospecharse que los mismos pueden ser empleados como simpáticas muletillas que por el simple hecho de ser mencionados proporcionan el status de “gran empresa”. Lo mismo sucede con la filosofía ganar-ganar, aplicada al desarrollo de un modelo sustentable de empresas Pyme.

La pregunta entonces es la siguiente: en el contexto de una economía que dificulta la programación de un proyecto empresario a mediano y largo plazo, ¿es posible la aplicación de conceptos filosóficos nobles como los anteriormente mencionados en el universo Pyme? ¿Puede una pequeña o mediana empresa, que lucha por su desarrollo y sustentabilidad diaria, preocuparse por el medio ambiente o por el ser humano como fundamento de su accionar?

La respuesta para INGAR Ingeniería es absolutamente clara. No sólo que las Pymes pueden preocuparse y ocuparse de estas u otras problemáticas, sino que éstas son además el motor fundamental para su crecimiento y desarrollo. No es una cuestión filantrópica, es un excelente negocio, y el paradigma de una empresa (en verdad) exitosa.

Si se entiende el éxito como el logro de la máxima rentabilidad (a cualquier costo), es muy probable que queden a un lado las personas y las comunidades que hacen a la actividad de la empresa. En cambio si el éxito se define como la obtención de la rentabilidad necesaria, la empresa podrá dar lugar también al doble objetivo de ofrecer a su personal un proyecto laboral de satisfacción, y de estar en equilibrio con el contexto social en el que se desarrolla.

El eje de ese desarrollo es el respeto y la solidaridad, es “ver” al otro, es tomarlo en cuenta. No existe empresa de éxito que no contemple el éxito de todos y cada uno de sus miembros. Es en este sentido que el concepto ganar-ganar toma cuerpo y se vuelve una realidad posible.

Es en este sentido que en INGAR sentimos avanzar.

Ampliando la mirada, el mismo concepto se vuelca hacia el exterior, hacia la cadena del negocio: la relación con proveedores y clientes. No existe “buen negocio” para una sola de las partes, el buen negocio es compartido por los intervinientes, y alienta y estimula a hacer más y mejores desarrollos.

Nos sentimos socios implícitos de los desarrollos de nuestros clientes. Entendemos que si quiénes contratan nuestros servicios se sienten satisfechos, en el futuro continuaremos con la relación. Esto es lo que entendemos por relaciones comerciales sustentables.

Quiénes hacemos INGAR estamos orgullosos de poder demostrar que el concepto ganar-ganar es de posible desarrollo en este mundo de relaciones comerciales y humanas tan complejas. Es nuestra sincera convicción que se pueden desarrollar proyectos empresarios rentables, sin necesidad de entrar en contradicción con el medio y la sociedad.

Este es nuestro desafío, motor y alegría de nuestra vida laboral y profesional… los invitamos a compartirlo.

 

Mario Barquero Gerente INGAR Ingeniería